El Port de Sitges – Aiguadolç es, según un estudio reciente de Turismo de Sitges, uno de los lugares mejor y más valorados por turistas de todo el mundo que vienen a perderse en este precioso rincón del litoral Barcelonés.

A solo 30 minutos de Barcelona en coche y 20 minutos del aeropuerto, el Port de Sitges – Aiguadolç está situado en un rincón idílico del Mediterráneo, entre el pueblo de Sitges y el parque Natural del Garraf y custodiado por dos playas, la de Balmins y la de Aiguadolç.

Su amplia oferta gastronómica de primera calidad con 11 restaurantes, sus bares y cafeterías, los dos hoteles junto al mar y por supuesto, el fantástico Poblado Marinero -único en Catalunya-, hacen de este puerto un emplazamiento idílico para cualquier escapada.

A todo ello también hay que sumar su amplia oferta cultural con Los Concerts de Mitjanit (conciertos durante todo el verano), los cortos de cine al aire libre, eventos culturales como la muestra de Arte Urbano, el Festival de Cinema Internacional de Catalunya y/o el Rally Internacional de coches antiguos, entre otras muchas actividades que se realizan a lo largo del año.

Y si lo que te va es el deporte y las actividades náuticas, aquí encontrarás regatas todo el año, cursas, la Escuela de Vela Adaptada, alquiler de motos de agua, parasailing, veleros, motoras, kayaks… Una amplia oferta deportiva para todos. Un puerto único, un puerto de experiencias.