40º14'10.6"N 1º49'26.0"E
Telèfon
+34 93 894 26 00
Telèfon

Se trata de un proyecto de abastecimiento de pesca artesanal de elevada calidad y bajo impacto ambiental, uno de los pocos que se conserva en Cataluña

Doce años después del inicio del proyecto, el Ayuntamiento de Sitges ha conseguido desencallar el primer paso para hacer realidad el palco de pescado de Sitges. Con el apoyo del grupo municipal de CiU, ERC, la CUP, y Nou Horitzó el pleno del Ayuntamiento de Sitges ha conseguido aprobar inicialmente el proyecto de abastecimineto de pesca artesanal de elevada calidad y bajo impacto ambiental denominado lonja-pescado de Sitges en el Puerto de Sitges-Aigüadolç. El resto de partidos (Sitges en positiu, Ciutadans y Sitges Grup independent) se abstuvieron.

cnfraria-sitges

La polémica sobre la Lonja vino a raíz de un informe externo encargado por la secretaría general en el que se argumentaba que el informe en contra de la aprobación del proyecto que había redactado la intervención general no tenía fundamento. Este informe ha servido para levantar la suspensión de la intervención y lo que hacía falta en el pleno era ratificar la invalidación de la suspensión y hacer la aprobación inicial del proyecto. El alcalde de Sitges, Miquel Forns, abrió el turno en nombre del gobierno pidiendo que los partidos hagan un debate político sobre el palco y que “nos mojemos” porque “políticamente tenemos que decidirnos”. Así recordó que el proyecto tiene el apoyo de los pescadores de la villa y del mismo puerto y que permitirá preservar la pesca artesanal. En este punto insistió que la pesca artesanal que hacen los pescadores de Sitges es una de las pocas que se conserva en Cataluña.

El portavoz de la CUP, Xavier Nin, defendió el proyecto ya que “es una prioridad y tiene consenso”. Nin añadió que el proyecto liga con las iniciativas de slow food y Km0 con una influencia importante en la población. Xavier Nin también consideró que el informe de intervención se extralimitaba y, por este motivo, daba por bueno el informe externo. Lluís Marcé, de Nou Horitzó, anunció el voto afirmativo a pesar de que criticó que se encargara un informe externo.