41º14'10.6"N 1º49'26.0"E

El 21 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Pesca. La jornada se centra en recordar que hay que cambiar la forma en que el mundo gestiona la pesca para asegurar poblaciones sostenibles y ecosistemas oceánicos saludables.

En las últimas décadas hemos ido comprobando cómo el fondo marino no es una fuente de recursos inagotable totalmente resistente a la agresión de la actividad humana, como nos podíamos haber pensado anteriormente.

La sobrepesca y las artes de pesca no selectivas, como el arrastre, son uno de los factores humanos que ayudan a que cada vez tengamos menos pescado y menos variado en nuestros océanos.

En el Port de Sitges contamos con la Confraria de Sant Elm, una de las primeras del litoral catalán, que apuesta por la pesca artesanal, utiliza técnicas tradicionales sin estropear otras comunidades animales o vegetales del ecosistema marino. Estamos ante un tipo de pesca responsable y sostenible.

Si apostamos por este tipo de pesca, y consumimos el pescado con métodos artesanales estamos favoreciendo la preservación del ecosistema marino, y la perdurabilidad de uno de los oficios más antiguos y entrañables, practicado de la manera más tradicional, poco industrializada, y respetuosa con el medio ambiente.

La Confraria de Sitges pone en valor la pesca artesanal creando una marca identificativa del pescado de nuestras costas, llamada Peix de Sitges. Una marca diferencial en calidad, tradición y justiprecio.

[/ vc_column] [/ vc_row]