Daniel Rossinés, un apasionado de la natación de aguas abiertas, inició a mediados del mes de septiembre el reto Upside Down Challenge, que consiste a nadar toda la costa catalana, desde Portbou hasta las Casas de Alcanar, 400 kilómetros, con el objetivo de sensibilizar la opinión pública y recaudar fondo para la investigación contra el ELA.

El nadador ha pasado hoy por la costa sitgetana con todo su equipo y desde el Puerto de Sitges hemos apoyado a su reto, acompañándolos en suyo paso por las aguas sitgetanes. También se ha contado con la presencia de los compañeros del Club Natación Sitges. Rossinés y su equipo encaran la segunda mitad del gran desafío y todavía disponen de mucha energía para lograrlo.

En Daniel sufrió de lo lindo el dolor del ELA. Su mejor amigo y pareja de pádel, Jano Galán, murió por culpa de la enfermedad hace cinco años. Galán luchó enormemente y este positivismo y manera de todavía el ELA, sacudió Rossinés e hizo que continuara su gran legado.

Todo el mundo quien lo desee puede hacer un donativo mediante el web www.upsidedownchallenge.com